Preparando la Africa Twin para el frío (III)

Y llegó el invierno, y con él, la temperatura perfecta para salir a probar las manoplas que tenía guardadas en el garaje por falta de frío. Así que poco después de las 5 pm me equipo acorde a la temperatura, de unos 10º en ese momento y me bajo al garaje a montar las manoplas. En cuestión de 4 minutos las manoplas están montadas, arranco la moto y nos vamos a rodar. Subiremos hasta los 900 m a ver si conseguimos un poco más de frío.

En primer lugar hay que decir que no es cierto que este modelo concreto de manopla (Givi 421) se haya diseñado especialmente para nuestra CRF tal como indica la publicidad. Y si alguien lo ha hecho, las ha diseñado mal, puesto que las manoplas se mueven con demasiada facilidad hacia adelante y atrás. La tira de velcro interior que la manopla lleva incorporada no evita este movimento de adelante-atrás. Para evitar este movimiento podemos por ejemplo usar otra tira de velcro como ésta que sujete la tira de velcro interior, de modo que las mantega fijadas a los protectores de puños por este punto : la parte exterior del puño. No es nada que no se pueda resolver fácilmente, pero los diseñadores la podrían haber incorporado de serie.

En esta imagen se puede ver como la manopla izquierda se ha desplazado hacia adelante.

Pero vamos a la funcionalidad. Poner y sacar las manos en marcha no es un problema y tampoco lo es utilizar los botones de los mandos (largas/cortas, intermitentes, arranque,..) sin verlos, puesto que con el simple tacto de los dedos, éstos ya van al sitio. No obstante, al principio uno se siente un poco extraño al ver esas “bolsas” pegadas al manillar y lo mejor es no mirarlas y centrarse en la carretera como si nada hubiera cambiado.

Va oscureciendo y la temperatura va descendiendo poco a poco mientras subimos. Con unos guantes de entretiempo, ni de verano ni de invierno, el frío en las manos está perfectamente controlado, es decir, no existe sensación de frío, pero es que la temperatura tampoco ha bajado excesivamente. Estamos a 7º…

Sigo rodando hasta el anochecer esperando encontrar temperaturas más bajas pero no ha sido posible. Siete grados el la temperatura mínima que he visto en el marcador. Me voy para casa con la sensación que la prueba no ha sido completa.

… Y a la mañana siguiente…

5:30 AM, me levanto, miro por la ventana y no hay nubes ni niebla. Me visto como una cebolla y a las 5:50 ya estoy encima de la moto preparado para recorrer los 40 km hacia mi lugar de trabajo poniendo a prueba las manoplas, esta vez sí, con algo más de frío: salgo a 5º.   Con los kilómetros el frío va en aumento , llegando a ver los 3º en el punto dónde siempre encuentro la temperatura  más baja. Durante el trayecto también me he tenido que pelear con la pantalla del casco. No sé porqué a esta temperatura el Pinlock de mi Shoei no ha hecho su función antivaho, lo que me ha obligado a sacar la mano izquierda  de la manopla en varias ocasiones para abrir y cerrar la pantalla… sin problemas. He llegado a destino con las manos frías pero no heladas, es decir, en ningún momento he tenido esa sensación de dolor y dificultat de movimiento que produce el frío intenso en los dedos de las manos a la que se suele llegar rodando a estas temperaturas.

La vuelta a medio día, a unos 12-13º, la he realizado con guantes de verano de esos perforados. No hace falta más para circular a esa temperatura. Prueba superada. Por estos motivos, y por su ajustado coste (unos 50€), por su nula complejidad técnica y facilidad de instalación, creo que la inversión merece la pena, a costa, eso sí, de perjudicar la estética de la moto. Pero ya se sabe que…ande yo caliente…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas